FUNDACIÓN ANDRÉS MARCIO

19 junio, 2015

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Ayer estuve tomándome un café con un amigo y me dejo sorprendida lo humanitario que es. Este blog no es por decir lo fantástico que es Gonzalo, mi amigo, que es verdad que es una gran persona; lo escribo para hablar de esas personas, que aunque nos parezca raro, no les mueve el dinero y realizan una labor ayudando a los demás. Y así fue como me contó su historia.

Gonzalo pasa muchos días en casa sin trabajar, puesto que está en activo los días que tiene que volar (es auxiliar de vuelo). Empezamos a hablar de un niño que estudia en el colegio de nuestros hijos, este niño se llama Andrés Marcio. Pero a lo que iba, Andrés tiene una rara enfermedad, de esas que rezamos para que los que tenemos hijos no les ocurra a los nuestros, lo mismo hicieron sus padres, pero Andrés nació con un problema, sus músculos no funcionan por culpa de una laminopatía congénita, es decir, una enfermedad rara rara. La patología de Andrés es una enfermedad «rarísima», con muy pocos casos diagnosticados, que se caracteriza por una debilidad muscular muy severa, que no tiene cura y que le tiene postrado en una silla de ruedas eléctrica y con un corsé que le sujeta el tronco, insuficiencia respiratoria y problemas cardiácos.

La labor humanitaria que realiza Gonzalo es en la Fundación que crearon sus padres con el nombre del niño Fundación Andrés Marcio. El fin general de la Fundación es la investigación científica de la enfermedad llamada Laminopatía, prolongar la vida de los niños y encontrar una curación. Sus objetivos son: Apoyo fundamental a las familias; ayudar a diagnosticar nuevos casos; captación de fondos para la investigación, ya que permitirá la puesta en marcha de ensayos clínicos y dar a conocer la Fundación a la sociedad: médicos, empresas y familias.

Escribo ésto porque ahora llega el verano, y aunque estemos achuchados económicamente siempre se nos va la mano del bolsillo para tomarnos esa cervecita fresca o esa Coca-Cola, reconozco que yo soy la primera, el buen tiempo invita a salir. Pero por qué no pensamos en dar, aunque sea 5 €, a esta Fundación para ayudar a que esos niños tengan mejor calidad de vida y que se puedan realizar investigaciones para superar dicha enfermedad.

Os dejo el link de la Fundación para que por vosotros mismos veáis a Andrés y veáis lo que están llevando a cabo: Http://www.fundacionandresmarcio.org

Gracias a los que vais a dedicar un minuto en leer este blog, pero en especial quiero dar las gracias a todas aquellas personas que voluntariamente realizan labores para ayudar a otras personas a tener una vida mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas entradas del Blog

7 Trucos de Gmail

El correo electrónico de Google (Gmail) es una herramienta que por lo general usamos o miramos a diario, y que creemos conocer a fondo. Aún

Recibe todas nuestras
novedades
en tu email