Las Entrevistas de trabajo en inglés

9 enero, 2015

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Hace unas semanas escribía sobre la entrevista de trabajo, sobre la importancia de lo que debe mostrar el candidato y la actitud con la que debe enfrentarse a ella. He querido continuar por esta línea y hablar de un caso particular de entrevistas de trabajo, la entrevista en inglés, una práctica cada vez más habitual en las empresas y que en algunos casos supone la exclusión inmediata del candidato, no por su bajo dominio del idioma si no por la “inexactitud” de lo reflejado en el Curriculum.

Sea porque se trata de empresas multinacionales, en las que el inglés es la lengua de comunicación habitual, sea porque se emplea como forma para comprobar el nivel de inglés de los aspirantes al puesto de trabajo, la entrevista en inglés forma parte cada vez más del proceso de selección de muchas empresas. En algunos casos, el inglés que se solicita no será necesario para desarrollar las funciones en el día a día, pero se convertirá en un requisito imprescindible si esa persona quiere seguir desarrollándose en la organización.

Por eso OJO con exagerar el conocimiento del idioma en el curriculum. Es claro que los idiomas –y en especial el inglés-  han pasado de ser un valor añadido a la candidatura a ser un requisito obligatorio en muchas ofertas de empleo, pero esto no nos debe llevar a exagerar, por no decir mentir, sobre nuestra soltura en inglés. Hay que tener en cuenta que en la actualidad, debido a la enorme oferta de aspirantes que hay para un puesto, muchas empresas piden como requisito dominar cierto idioma que posteriormente no es necesario para el desempeño del puesto de trabajo y que se usa únicamente como filtro para eliminar candidatos. Basta navegar por cualquier portal de empleo para ver que el inglés se pide en todo tipo de trabajos.

Debido a estas exageraciones con las que se encuentran los responsables de selección de las empresas, la entrevista de trabajo en inglés se ha convertido cada vez más en la forma elegida para comprobar el nivel de conocimiento y dominio de la lengua, tanto en compresión como en expresión (ya que de nada servirá entender lo que el entrevistador pregunta si no se es capaz de responder de forma coherente), y este nivel debe de estar en consonancia con el que se indica en el curriculum.

Mi consejo es indicar el nivel del idioma que realistamente se tiene. Las empresas que nos citen a esa entrevista de trabajo adecuarán la misma al nivel indicado y lo que buscarán es la soltura y la confianza que tengamos en nuestro nivel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas entradas del Blog

7 Trucos de Gmail

El correo electrónico de Google (Gmail) es una herramienta que por lo general usamos o miramos a diario, y que creemos conocer a fondo. Aún

Recibe todas nuestras
novedades
en tu email