Qué debes tener en cuenta para iniciar un negocio familiar

25 agosto, 2022

Compartir

Cuando pensamos en un negocio familiar, se nos viene a la mente el concepto de negocio pequeño y administrado por una familia. Pero, ¿sabías que más del 80% de los negocios del mundo son negocios familiares?

¿Qué necesitamos tener en cuenta al emprender un negocio familiar?

Para empezar, debemos entender que hay que diferenciar los roles de parentesco y los laborales de forma clara. Las empresas familiares de éxito tienen varios aspectos en común, como unos ritmos de trabajo muy claros, un enfoque constante en sus objetivos, y la separación de los aspectos a la hora de maximizar la eficacia.

Errores comunes en una empresa familiar

1. Falta de organización: se ha comprobado que la mayoría de las empresas familiares no logran el crecimiento, la continuidad y la permanencia en el tiempo en torno a la segunda o tercera generación, y el motivo esencialmente se debe a la poca seriedad en la conformación de los consejos de administración o comités.
Para empezar, toda organización debe poseer una asamblea de accionistas. No sólo lo exige la Ley, sino porque en dichas juntas se deciden aspectos absolutamente cruciales de cara al porvenir de la empresa, tales como la elección de administradores, el establecimiento de políticas financieras, así como todas los aspectos relevantes de cara al funcionamiento de la organización.
2. Ser excesivamente flexible con los familiares: debe existir un protocolo de trabajo claro y adecuado que incluya horarios, planificación, ejecución, control y evaluación de actividades. No porque en el equipo de trabajo se encuentre un miembro familiar hemos de ser más flexible con él que con el resto de trabajadores, ya que son precisamente este tipo de detalles los que van mellando el ambiente laboral, generando rechazo y desmotivación.
3. Confundir roles: el manejo de una empresa familiar no tiene por qué ser distinto al de una que no lo es. Si bien puede resultar muy positivo conocer con quién trabajamos, no debemos permitir que la afinidad que sentimos al trabajar con un familiar influya en la toma de decisiones o la resolución de conflictos.
De alguna manera se asume que hay una tendencia a que los altos cargos se repartan entre los miembros de la familia, pero es importante asegurarnos de que no hay otra persona mejor preparada para un cargo que otra.
Dicho todo lo anterior, nos gustaría resaltar que un negocio familiar cuenta con una baza que lo hace único, y es precisamente el de la familiaridad. Si bien puede parecer contradictorio habiendo expuesto todo lo anterior, es precisamente ese lazo que une a las empresas familiares, el que supone un arma única que actúa como impulso en pos de conseguir las metas.
¿Te resulta interesante el tema de emprender un negocio? Probablemente te interese alguno de nuestros cursos relacionados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Últimas entradas del Blog

otoño

7 planes para aprovechar el otoño

La llegada del otoño implica menos horas de sol y algo más de frío, pero no por ello hemos de recortar nuestro repertorio de actividades.

Recibe todas nuestras
novedades
en tu email