CUANTO MÁS TE PREPARAS MÁS SUERTE TIENES

30 abril, 2015

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Generalmente utilizamos la Suerte para aspirar y conseguir aquello que sabemos o que dudamos que por nuestros propios medios, buen saber o habilidades no vamos a conseguir.  Pues bueno, a riesgo de desilusionar a algunos, tengo que decir que lamentablemente la suerte no existe. No tiene forma, olor ni color. No podemos tocarla, verla, regalarla, ni esconderla para quedarnos siempre con ella.

Voltaire dijo que “La Suerte es lo que sucede cuando la preparación y la oportunidad se encuentran y fusionan”.

Para mí la llamada suerte consiste en eso, en estar preparado cuando llega la ocasión. Y esa preparación depende de uno mismo, depende de lo que hayas hecho hasta ese momento, y la ocasión depende de las circunstancias. Si nos esforzamos al máximo, analizamos al máximo nuestras habilidades y capacidades y las ponemos en práctica, obtendremos lo más adecuado a ese estado que algunos llaman “suerte”, ni más ni menos.

Vale y ¿si te toca la lotería? Eso no es Suerte. Simplemente ha salido el número que tú compraste, y punto. En todo caso podemos llamarle casualidad, coincidencia. Cosas que pasan.

Es más creo que utilizamos este término para todo aquello a lo que no podemos darle una explicación coherente, lógica, o que se ajuste a nuestros criterios de raciocinio. También lo usamos para situaciones en las que desearíamos que los acontecimientos hubieran pasado de forma diferente (deporte, por ejemplo).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas entradas del Blog

Recibe todas nuestras
novedades
en tu email